Nueva Delhi (CNN) – La Policía de la India aseguró que está investigando seriamente las acusaciones sobre el caso de una mujer estadounidense que habría sido drogada y violada por un grupo de hombres, mientras estaba en la habitación del hotel cinco estrellas donde se hospedaba, ubicado en la capital del país, Nueva Delhi, a principios de este año.

El presunto incidente habría ocurrido el pasado 9 de abril, cuando la mujer, que ronda los 30 años, se encontraba en Nueva Delhi como parte de un grupo de turistas.

“Ella dice que le dieron algo de tomar y que le añadieron alguna sustancia”, aseguró la portavoz de la Policía Dependra Pathak, durante una entrevista telefónica con CNN. “Cuando recobró la conciencia, supo que había sido violada”, agregó.

Nueva Delhi tiene muy mala fama cuando se trata de la seguridad para las mujeres.

Según la Oficina Nacional de Registros de Crímenes, la tasa de violaciones reportadas en la capital es cuatro veces mayor al promedio del país.

‘Muy problemáticos’

Las autoridades de la India se enteraron del caso y las acusaciones a través de un correo electrónico que llegó la semana pasada. Fue enviado por una organización no gubernamental que representa a la mujer estadounidense en cuestión.

La presunta violación ocurrió en la habitación del hotel donde se hospedaba la mujer, ubicado en uno de los lugares turísticos más populares de la capital. Pathak aseguró que la víctima podría haber sido engañada para permitir el ingreso de los hombres a su cuarto.

“Los detalles aún son muy vagos”, señaló la portavoz y agregó que la Policía todavía no ha hablado con la víctima. “Estamos esperando que ella pueda venir y declarar en frente de un magistrado. Ya hemos identificado al principal acusado y él accedió a unirse a la investigación y testificar”, explicó.

De acuerdo a Pathak, el hombre que figura como sospechoso trabaja para una compañía turística que tiene operaciones en todo el mundo. Él ha negado todas las acusaciones.

La portavoz reveló además que la Policía también se enfocó en los cómplices del sospechoso, que podrían estar involucrados en la presunta violación.

La canciller de la India, Sushma Swaraj, se ha manifestado sobre los informes y, a través de cuenta de Twitter, hizo un llamado para tomar medidas al respecto.

El pasado sábado, la funcionaria publicó en Twitter que le había pedido a la Policía “revisar el caso y llevar a los culpables ante las autoridades”. Swaraj agregó que le pidió al embajador de la India en Washington contactar “a la víctima y asegurarle que no perdonarán al victimario”.

“Estos casos son muy problemáticos”, insistió Pathak. Y agregó que están “estudiando todos los ángulos y buscando asesoramiento de expertos y consejeros legales”.

Conciencia sobre la violencia sexual

En la India se reportaron 34.651 violaciones en 2015, pero muchos expertos creen que los casos registrados son apenas una pequeña fracción del número real de crímenes cometidos. Más cuando se trata de un país donde este delito se percibe como una vergüenza profunda para la víctima y su familia.

Los datos del gobierno demuestran que el 95% de las violaciones fueron cometidas por personas que las víctimas conocían.

El número de crímenes reportadas aumentó un 50% en los últimos cinco años. Según los comentaristas sociales, esto se debe a que hay más conciencia y apertura en la India sobre la violencia sexual.

La que es tal vez la violación más infame y brutal, y que aún perdura en el recuerdo colectivo de la India, también ocurrió en Nueva Delhi. Sucedió en 2012, cuando una joven estudiante de medicina fue violada en un autobús público, golpeada, torturada y luego abandonada hasta que murió.

El trágico caso y las protestas que le siguieron atrajeron el escrutinio nacional e internacional de los medios de comunicación. En parte por la atención que recibió este caso, la India hizo una serie de reformas para endurecer los castigos por estos crímenes y establecer tribunales de vía rápida.

En los años recientes, turistas extranjeros también han reportado crímenes de violencia sexual.

Cinco hombres fueron condenados a cadena perpetua en junio de 2014, por violar en grupo a una mujer danesa en Nueva Delhi.

En agosto pasado, el reconocido cineasta indio Mahmood Farooqui recibió una sentencia de siete años de prisión por violar a una mujer estadounidense de 35 años, también en la capital del país.

Con información de Huizhong Wu que reportó desde Nueva Delhi.


Fuente: CNN en Español

Anuncios