161222103320-01-adam-saleh-delta-exlarge-169

Dos pasajeros fueron retirados de un avión de Delta en Londres el miércoles. La aerolínea inició una investigación en medio de una oleada de comentarios en redes sociales.

Uno de los pasajeros, una estrella autodidacta de videos en YouTube, inmediatamente publicó un video acusando a la tripulación de discriminación en su contra porque estaba hablando en árabe. Delta emitió un comunicado refiriéndose a lo que denominó una “perturbación”.

Delta dice que se toma las acusaciones de discriminación de forma muy seria, que trabaja para tratar a todo el mundo con respeto y que está “reuniendo todos los hechos antes de llegar a una conclusión”.

El comunicado de la aerolínea no indica quién fue el responsable del incidente que resultó en “más de 20 clientes expresando su inconformidad”.

El video publicado en Twitter muestra a Adam Saleh, de 23 años, y a su amigo Slim Albaher siendo retirados del avión.

“Hablamos un idioma diferente en el avión y estamos siendo expulsados”, dijo Saleh mientras el vuelo esperaba la partida. “Ustedes son racistas. No puedo creer mis ojos. No lo puedo creer”. Saleh dijo que habló en árabe durante una llamada a su madre”.

Dijo que el incidente involucraba a “seis blancos contra nosotros, hombres barbados”.

Saleh, quien tiene muchos seguidores en su canal de YouTube sobre bromas y otras actividades, publicó su experiencia y reacciones en una serie de videos posteriores de que el vuelo hacia Nueva York partiera sin él.

El video tomado en la cabina incluye lenguaje ofensivo.

Refiriéndose al capitán del vuelo, Saleh dijo: “Él sabía que si nos mantenía ahí, ellos (los pasajeros) habrían hecho una conmoción”. No es claro quién tomó la decisión de sacarlos del avión.

La Policía Metropolitana de Londres dijo que sus agentes llegaron a la puerta de salida. No hubo arrestos ni se reveló si hubo delitos, dijo el departamento policial.

Un portavoz de Delta le dijo a CNN: “Estamos realizando una revisión completa para entender lo que ocurrió. Estamos tomando de forma muy seria las acusaciones de discriminación; nuestra cultura nos exige tratar a los otros con respeto”.

La aerolínea dijo que planeaba entrevistar a la tripulación y a los pasajeros. “Mantener un ambiente seguro, cómodo y ordenado a bordo es fundamental para cada vuelo y requiere la cooperación de todos nuestros clientes en conjunto con la adhesión a las instrucciones de nuestros miembros de la tripulación”.

Luego, Delta emitió un comunicado diciendo que la tripulación había sido interrogada y que se habían recolectado declaraciones de varios pasajeros.

“Parece que los clientes que fueron sacados buscaban perturbar la cabina con provocaciones, incluyendo gritos”, dice el comunicado, añadiendo que “uno, según los reportes de prensa, es un conocido bromista quien era grabado y motivado por su compañero de viaje”.

Al ser entrevistado por CNN después de llegar a Nueva York, Saleh mantuvo su versión.

“Se sintió muy grosero, 20 personas señalándonos diciendo: ‘Sáquenlos’… Me hizo sentir como si fuera un terrorista”, dijo, insistiendo que el incidente no era una broma.

“Solo sacamos la cámara cuando nos estaban expulsando”, dijo.

El representante de Saleh, Naz Rahman, dijo que su cliente estaba en Londres por el día tras pasar 10 días en Australia como parte de su gira mundial.

Rahman le dijo a CNN: “Dijo que estaba hablando con su madre por el teléfono en árabe y alguien dijo que se sentía incómoda. Luego más gente se unió y le dijeron que se fuera del avión. Le recomendé mantener la calma y le dije que llegaremos al fondo de esto”.

La noticia de la experiencia de Saleh se propagó rápidamente por las redes sociales, y muchos de sus seguidores usaron la etiqueta #BoycottDelta para mostrar su apoyo. Saleh tuiteó que él y su amigo fueron a Nueva York en otra aerolínea.

Saleh tiene un historial de publicar bromas en YouTube. En un video, publicado el 13 de diciembre, tiene la advertencia: “NO HAGAN esto. ¡Fue realizado por un idiota profesional!”.

Cuando se le preguntó por el incidente, Rahman le dijo a CNN: “Les puedo asegurar que no era un truco. No creo que nadie sano haga esto en broma. No es una broma. Es real”.

Información obtenida de CNN en Español

Anuncios